El Tiempo (Colombia)

Sinfónica Nacional dice adiós a la batuta que la dirigió cuatro años
Por: CARLOS SOLANO | 7:55 p.m. | 10 de Diciembre del 2012

 

Descomplicado y dispuesto a los retos, es la imagen que deja el dirección de la Sinfónica.Foto: Milton Díaz / EL TIEMPO.

El suizo Baldur Brönnimann dará esta semana sus últimos conciertos como director titular.

Con los conciertos de este sábado y el domingo, Brönnimann cierra un ciclo de cuatro años al frente de la orquesta. Y lo hará dirigiendo el oratorio El Mesías, de Haendel, para ratificar que es uno de los músicos más entusiastas que han acompañado a la agrupación en un periodo de evolución y cambios.

Tan abierto estaba a poner de sí para la orquesta, que en una ocasión accedió a disfrazarse de Darth Vader (Star Wars) para una portada de Eskpe, como promoción de sus conciertos de música de John Williams. Era parte de la inyección de frescura, juventud y riesgo que trajo el desparpajado director, hoy de 44 años.

“Es un buen momento para irse, la orquesta ha mejorado y tiene un repertorio más amplio -explica Brönnimann-. Ya lo venía pensando desde el año pasado, y es que tengo una vida. El trabajo acá es muy interesante pero implica sacrificar cosas que me hacen mucha falta (…) Siento que hemos conseguido ciertas cosas pero es el momento, a lo mejor, de cerrar un capítulo”.

“Tenía ciertas metas: que la orquesta se mejore, que haya proyectos con música colombiana y que la sociedad tome conciencia de que esta música también es colombiana (…) romper las barreras que aún hay con la música clásica. Hay dos lados de la sociedad, uno que piensa: ‘no, la música clásica no es para mí, hay que saber mucho’, y otro, de los que van a escuchar orquestas en Nueva York y Lucerna y dicen que esto no está bien porque es colombiano; esos dos extremos quería acabarlos”.

Para Brönnimann, en lo musical, la principal evolución de la Sinfónica en estos años estuvo en las cuerdas: “Cuando llegué, faltaban cuatro de los cinco principales; faltaba el referente artístico, y ahora tienen un concertino, el principal de chelo y de viola”.

El repertorio se amplió en tres direcciones: música antigua, contemporánea y colombiana: “Sentía que la gente piensa que es música de museo y entonces les sacamos el polvo a los cuadros (…) es importante que la gente se dé cuenta de que Mozart también era contemporáneo; no es música del pasado, no debe estar en una vitrina”.

Esta fue su primera experiencia como director titular, aunque ha trabajado como invitado con orquestas centenarias como la de Bergen (Noruega), del siglo XVI. Por eso, esta fue una experiencia singular. De esa ‘colombianidad’ presente en la forma y en el estilo de los músicos, el director cuenta que “ellos (los músicos) tienen mucha onda y pueden tocar con la chispa que tienen (…) me gustó mucho la flexibilidad que tienen los músicos para adaptarse, aquí se puede construir mucho”.

Con la Sinfónica, estuvo de gira por diferentes lugares de Colombia, “algunos en los que nunca habían escuchado una orquesta, y la gente estaba fascinada (…) los niños me decían ‘maestro, ¿me regalas la batuta?’ “, cuenta.

También fue testigo de muchos cambios en la Sinfónica: “En este periodo, trabajé con tres gerentes distintos (…) es normal que entre gente con otras ideas, pero siento que hace falta la continuidad de los procesos (…) es una orquesta joven y se necesitan referentes en lo administrativo”, reconoce, y añade que aunque ahora hay más estabilidad financiera, uno de los limitantes de esta orquesta es que no tenga una sala propia.

“Este año que viene trabajaré un poco menos… luego vienen proyectos grandes, con música contemporánea (…) ha sido tanto trabajo que no he tenido tiempo de mejorar como director”, cuenta.

Brönnimann acompañará hasta marzo de 2013 a la Sinfónica, que se encuentra en el proceso de encontrar a su próximo director titular.
Dos días de ‘el mesías’
Viernes: Teatro Jorge Eliécer Gaitán, 7:30 p.m., $25.000. Sábado: en la Parroquia Nuestra Señora de las Lajas, a las 2 p.m. Entrada libre.
CARLOS SOLANO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Leave a Reply

Your email address will not be published.